28.11.12

Minibreak británico

El post de hoy son tres en uno. Porque después de darme cuenta de que hay dos series en emisión que tengo atascadas (Sons of Anarchy y Treme) resulta que he descubierto otras tres que he visto sin rechistar, así del tirón. Son británicas, así que quizá no cuenta. 

Vamos de menos a más. 

La primera es Me and Mrs Jones. Una comedia ligera (ligerísima) con 'Susan la de Coupling' y 'Nathan el de Misfits' (Sarah Alexander y Robert Sheehan). Supongo que le pasa a más gente, eso de relacionar a los actores (sobre todo a los de UK). 

19.11.12

¡En buena hora!

Todavía no sé qué hago viendo la segunda temporada de The Hour
Con lo que me gustó la primera temporada, con lo que prometía...

Si sigo, definitivamente no es por ellos: 

-Freddy (Ben Whishaw) me cae mal, muy mal. Intenté ver el primer capítulo de un tirón y tuve que quitarlo cuando él apareció. No le soporto. El personaje me horroriza, no me creo nada, nada. No sólo no me gusta, me desagrada. 
-A Dominic West, a esas alturas, le podría pasar casi de todo. Como Jimmy McNulty (The Wire) le he visto arrastrarse hasta límites insospechados, pero McNulty sólo hay uno y este Hector no lo es. Y vale, me creo el estereotipo: me tiene que caer mal y me cae mal. Otro más.


Ella, desde luego, tampoco es el motivo:
-El problema no es su personaje de Bel, sino la pobre Romola Garay, que me parece una sosa de campeonato y no me gusta nunca en nada de lo que hace. Que la he visto poco, pero es que si un actor no te gusta lo normal es huir de él/ella. Al menos en mi caso.

Tampoco será por los secundarios, que ya me aburren [la liberada moderna al final será la más pringada (no me aprendí su nombre ni en la primera temporada)] y creo que sólo me va a convencer el nuevo, Randall Brown (Peter Capaldi), pero por la confianza que le tengo al actor.

Como quiera que tengo pocas series en la parrilla semanal, que es británica (es casi sinónimo de buen guión y sensatez, ¿no?) y corta, probablemente aguante. Pero será una hora enterna, eso seguro. 

15.11.12

Rojo y amarilla

Mucho se ha escrito estos días de Homeland. La fabulosa (soy fácil de impresionar) parodia que hicieron los del Saturday Night Live en su último episodio (fantástica Anne Hathaway como Carrie, pero ¿por qué nadie se acuerda de Bill Hader haciendo de Saul? El gran olvidado hasta en eso) ha dado para mucho. Y conseguido, seguro, que muchos veamos las escenas entre Carrie y Brody desde una nueva óptica. Ya no os digo si además sale la insoportable hija (qué puntazo Nasim Pedrad) con ellos.

Empecé la segunda temporada descontenta. Y tras estos capítulos ya pienso que hay un personaje que, a mi modo de entender las cosas, sólo tiene un destino. Veremos si se 'atreven'. Desconfío de todos (como es normal), pero también de la serie. No la veo pensando "me la vuelven a armar", pero sí a distancia. 

El último capítulo me gustó, pero, como siempre, me sobraron bastantes cosas. La trama familiar de Brody es una condena. Así de claro. No me interesa nada, pero nada. Su mujer es ¿boba? No, en serio. El hijo no existe y las historias de Dana, que equilibran el mundo de Brody y otras teorías que he leído (respetables, eso sí), me parecen absurdas. Sí, a Dana la veo casi siempre en 2x. Ahora como tengo subtítulos al menos sé si dice algo importante.

Destaco las dos cosas que más me han sorprendido:

-Lo bien que funciona Peter Quinn (#teamPeter? #teamQuinn?), un recién llegado que ni sé cuánto va a quedarse ni qué papel tendrá más adelante, pero del que aún espero mucho. (El fotograma es de una escena del anterior) 


-La historia de Saul en este episodio. Desenlace lógico, y qué gran personaje. No me canso de decirlo. Lo mejor.


Los cuentos Carrie-Brody, Brody-Carrie me cansan también. Será un desarrollo lógico y tendrá sentido (no digo que en la vida real no pase, quitando lo de ser bipolar y trabajar en la CIA. Igual estoy dando a entender que sé que hay 'relaciones' así? A saber...),  pero me cansa.


No es una serie mala, claro que no digo eso. Sólo que a mi no me convence. No está claro qué quiero, sólo sé que esto no. No busco que sea creíble (a ver, me tienen enganchada a Last Resort) ni la veo analizando lo que no me gusta, sólo sé que cuando acaban los capítulos es más "vale, ¿y?" que "ah, tengo que ver el siguiente ya". 

11.11.12

En el que nos vamos a León

Casi todos los integrantes de BirraSeries Asturias nos fuimos el sábado a León para participar en un nuevo encuentro con 'personas que ven series' del vórtice norte (aquí le debo mención a @AgentUrbit, que acuñó el término). Esta vez dejábamos Avilés (donde se habían celebrado todas las reuniones hasta la fecha) y también sumamos otros participantes de diferentes ciudades. 

En un principio, el encuentro estaba previsto en el marco del Festival Internacional de Cine 'Reino de León', que finalmente no llegó a celebrarse. Sin embargo, contamos con el director del festival, Tomás Martínez Antolín,  que, entre otras cosas, nos explicó los motivos de la cancelación del festival, nos habló del interés por lo productos de ficción española y que también del equipo que ya trabaja, contando con la opinión de 'personas que ven series', en futuras ediciones. La charla estuvo muy animada, el público respondió bien interactuando con el invitado, que no se cortó ni un pelo a la hora de defender el festival y pedir más apoyos de los responsables políticos locales. Bien por él. 

Sin pausa, nos despedimos de Tomás Martínez y comenzamos una 'batalla de series', en la que el público debía de votar 'la serie británica a descubrir'. Seis de nosotros debíamos defender una serie (previamente escogida y preparada) y contar en cinco minutos los motivos por los que debía ser la ganadora. Incluso pudimos ver un breve trailer de cada una para dejar al público con ganas de más.

Previamente, @noeliaroalvarez hizo una breve (pero estupenda) introducción sobre las series inglesas, tema recurrente en nuestras reuniones previas en Asturias, en la que habló de grandes dramas y comedias y de las adaptaciones que se han hecho en USA de las mismas. Pasó a explicar las reglas de la 'batalla' y nos cedió la palabra: 

@chusi_ habló de Hustle, @kiber77 defendió The Inbetweeners, @aleyt1 nos contó las claves de Life on Mars, @mobius87 escogió This is England 86 y @edudecelis se decantó por The Hour. Yo había elegido Coupling, que resultó ser la ganadora final. Mis argumentos fueron sencillos: "¿Alguien ha visto Friends? Pues es todavía mejor" (porque así lo pienso). 

Creo que el encuentro fue un éxito. Se apuntó mucha gente (a través de Twitter y Facebook) y acudieron 'personas que ven series' que no conocíamos y otros con los que ya tenemos una relación más fluida en Twitter. Fue bonito desvirtualizar por fin a gente con la que hablamos de todo, y conocer a nuevos apasionados de las buenas series. Hubo espontáneos y curiosos que a pesar de no estar apuntados decidieron pasarse por el Plan B, donde celebramos la reunión, (quizá el sitio se nos quedó pequeño, y todo, y eso que disponíamos del piso de arriba entero para nosotros) para charlar. 

Cuando todo terminó seguimos en el bar otro rato, hablando de series en emisión, de personajes que nos gustan y nos horrorizan, de series pasadas... En resumen: disfrutando. 

Desde aquí mi agradecimiento a todos los que fueron hasta León, a los leoneses y en general a todos los participantes por conseguir que fuese una tarde tan interesante. Y sobre todo a @noeliaroalvarez y @edudecelis por molestarse tanto en que todo saliese bien. 

Ya tenemos ganas de más!

10.11.12

Como último recurso...

*Pongámonos en manos del 'guapo' de Felicity que igual sale bien y todo* 


Es una opción, pero parece ser que ya está entre las más aceptadas-utilizadas por los guionistas de Last Resort, serie que sabía que iba a incorporar a mi extensísima parrilla semanal este año. Sí o sí. Casi me daba igual de qué fuese o quién salía (a la primera frase os remito, no puedo con él), sólo porque es de Shawn Ryan.

Llevamos seis capítulos y, de momento, me parece casi todo bien. ¿Que les obligan a atacar un país y se niegan? Me lo creo. ¿Que se convierten en enemigos-fugitivos-gente a eliminar por el suyo propio? Me lo creo. ¿Que llegan a una isla y no son bien recibidos? Bueno, islas aparte, me lo creo. 

Que sí, que se lo perdono casi todo. Y más después de dos cosas que han pasado en los dos últimos capítulos con dos personajes en concreto. 

A grandes rasgos, la serie va de la tripulación de un submarino que llega a una isla en el Índico después de que el capitán se negase a lanzar un ataque contra Pakistán. A partir de ahí el capo de la isla les quiere echar y en USA les quieren de vuelta para que caiga todo el peso de la ley sobre ellos (siempre son así los americanos, ¿no?). 

El capitán es Marcus Chaplin (Andre Braugher), un líder de esos que no tiene nada que perder y por eso es tan peligroso. Segundo al mando es este Sam Kendal (Scott Speedman) y los puestos de responsabilidad se completan con Grace Shepard (anda que no habrá apellidos para otro personaje en una isla...) a la que interpreta Daisy Betts y el jefe del barco, que se llama Joseph Prosser (Robert Patrick) pero al que llaman COB (chief of the boat) a secas. El capitán es un personaje fabuloso, igual que el COB. Grace no me disgusta y el tal Kendal de momento se sobrelleva. 

Luego están los de la isla. El 'malo', Serrat (Sahr Ngaujah), dos de la OTAN, Sophie (Camille De Pazzis) y Nigel (Omid Abtahi) y la del bar, Tami (Dichen Lachman). Otro grupo son los de Washington: una que sabe mucho y se terminará metiendo en un lío, Kylie Sinclair ( Autum Reeser), la mujer de Sam, Christine (Jessy Schram) , el padre de Kylie, el secretario de Defensa...

Y James Me Gusta Ir Sin Camiseta (Daniel Lissing), que llegó a la isla en el submarino pero no es parte de él y que vive en el bar por razones varias.


A pesar de los diferentes grupos de personajes, la acción está bien definida. Se entiende, nada se hace pesado y los guionistas dejan ver con bastante claridad por dónde va a ir la serie. Si pueden, claro. No parece que vaya a tener demasiadas oportunidades y dudo que pase de una primera temporada, aunque esté bien hecha y sea compacta. Los personajes evolucionan bien (algunos mejor de lo que pensaba, como es el caso de Sophie y Christine), para lo poco que llevamos. 

El piloto fue espectacular, el sexto una cosa arriesgada que salió bien y el tercero el más flojo de todos. Han pedido más guiones, y como ya digo no creo que le den demasiado carrete para seguir, pero de momento es entretenida e interesante. Quizá 'de hombre', pero con contrapuntos muy interesantes (y sobre todo creíbles). 

Hablando de Felicity, parece ser que ella vuelve con una serie que, por un trailer de un minuto que vi, puede llegar a convencerme. Aunque me recuerde a aquel capítulo de Nikita que después hicieron en Alias. Si está todo inventado ya, claro. 

5.11.12

Al parque con Leslie

Hace tiempo que sé que tengo un 'problema' con las comedias. 
Las de jaja nunca me han llamado la atención, y las que se pasan de alternativas me terminan cansando (claro, me refiero a Community). Cada año me cuesta más encontrar una nueva y no sé bien si es porque no consiguen llenar un vacío que no sé cuál dejó, o qué. 

Lo único que tengo claro es que ninguna es como Parks & Recreation



El centro de la serie es ella, Leslie Knope (grande, grande Amy Phoeler), su pasión por su trabajo y todo lo que es capaz de hacer por aquello en lo que cree. Al principio conocemos a su jefe Ron Swanson (fantástico Nick Offerman) y al resto del personal: Tom (Aziz Ansari), Jerry (Jimmy O'Heir) y Donna (Retta) del departamento en el que trabaja, en el Ayuntamiento de Pawnee (Indiana). Los dos últimos irán ganando protagonismo según avance la serie, Tom dejará de ser un insoportable ser para convertirse en alguien molesto. También está April (Aubrey Plaza) la becaria que odia a todo bicho viviente y Mark Brendanawicz (Paul Schneider), que luego desaparece. 

La primera temporada se centra en la queja de una ciudadana más, Ann Perkins (Rashida Jones), que quiere un parque delante de su casa (más o menos). Su novio Andy (Chris Pratt) es una auténtica calamidad, aunque después se convertirá en uno de los personajes que más avanza en la serie, a su manera. Ann Perkins y Andy encontrarán su hueco en el Ayuntamiento y todos juntos irán pasando aventuras y demás. 

La serie dio un salto con la llegada de 
Ben (Adam Scott) y Chris Traeger (Rob Lowe) al final del segundo año. Ben es uno de los personajes más entrañables que recuerdo, mientras que Chris raya el ridículo con su forma de ser (todo tiene sentido, sin embargo) y al final el grupo funciona. 


Empezó siendo algo muy parecido a The Office y tiene una primera temporada más bien rara, pero después ha conseguido un estilo propio. Ahora estamos en la quinta, y aunque no es la mejor (flojea en muchas cosas), a mi me sigue encantando. No sé si es la mejor comedia del momento, pero es la única que veo. 

Estuve pensando qué capítulos podrían ser mis favoritos. De los mejores son Greg PikitisHunting  Trip y The Smallest Park, pero hay muchos más: Pawnee Zoo, Practice Date, Summer Catalog o Telethon... Sin olvidar en los que sale Tammy (Megan Mullally) y casi toda la tercera temporada. 

2.11.12

Estos romanos...

No están locos, como Obelix tantas veces le decía a Astérix. 
¡Qué va! Están tremendos. Mamma mia.

Esta reflexión tan profunda llega justo al terminar la primera temporada de Romanzo Criminale, una serie que me descubrió un colega (al que a cambio dejé Carnivale) hace unos meses, aunque fue esta entrada de @Mobius87 la que me animó a verla. 

¿Y por qué están tremendos estos romanos?

Motivo número 1:

Comisario Scialoja (Marco Bocci). El guapo, el bueno y el único a este lado de la ley. Al menos de momento. Su personaje es un tremendo por muchos motivos, no sólo el que salta a la vista. Es de esos que lucha contra el mundo, que siempre hace lo correcto y que pone a los demás por delante más veces de las que debería. Sólo deja de salir en un capítulo, pero vaya lo que se le echa de menos. Tiene problemas dentro, fuera y de forma permanente. Grandísimo personaje, escándalo de hombre (lo que le hacen mirar a cámara con esa carina de pena... cosa mala)

Motivo número 2:
 
 

'Il Freddo' (Vinicio Marchioni). Se llama Fabrizio, pero sólo le llaman así su padre, supongo que su madre y otra persona más. De momento. Es mi favorito, desde que aparece. Y le pongo en segundo lugar porque es el que le corresponde, en el que está cómodo. Que destaquen otros, que ya llegará él después. Siente con la cabeza (por eso me gusta tanto) y es un grande. Tremendo por dentro y por fuera, a veces se hace con la serie. Al otro lado de la ley es el que hace lo correcto, a su modo, y el que pone a los demás por delante más veces de las que sería sensato. 

En el último capítulo de la primera temporada comparten una escena memorable. Y esa lluvia, ay esa lluvia.  

¿Y la serie? Espectacular. 
Ambientada en la Roma de finales de los 70, nos cuenta el día a día de una banda local en una ciudad sin dueño. Droga, Mafia, mujeres, asesinatos, policías corruptos, comunistas... De todo para todos. 

A pesar de cómo termina la primera temporada, aún me queda toda la segunda, así que no tengo ni idea de lo que pasa. Tarde o temprano pasará de todo y a todos. Pero de momento ahí siguen mis romanos. Tremendos.